Sistema para eliminar a las Chinches en los hogares de Málaga

En Bioimsa tenemos el único sistema de calor (choque térmico) que mata a las chinches de manera más eficaz. Este sistema solo lo tiene Bioimsa en Málaga y alrededores.

Sistemas físicos para eliminar Chinches

Se basan en la aplicación de unas temperaturas que maten huevos, ninfas y adultos. Esto se puede hacer mediante calor o frío. En concreto, los sistemas de control mediante calor son en la actualidad los más efectivos puesto que, en el rango comprendido entre los 45-56ºC, se eliminan todas las fases de desarrollo de los insectos. Además, este tipo de sistema es el más respetuoso con el medio ambiente, no comportando ningún riesgo para la salud.

Chinches de Cama

Las chinches de cama, una de las plagas que más han crecido en los últimos años, son capaces de estar sin comer el 80% de su vida. Se ha comprobado que son capaces de estar sin alimentarse más de un año, sin duda esto puede explicar en parte la dificultad de su eliminación.

Las chinches son nuestras desagradables compañeras durante el verano. Se sienten atraídas por el calor y el CO2 que desprendemos al dormir, por eso su lugar favorito para refugiarse y estar cerca de su fuente de alimento son los colchones y, en general, todas las zonas próximas a la cama. Este tipo de plagas se dan como consecuencia directa de crecimiento de los núcleos de población, la globalización, el cambio climático y el incremento del tránsito de personas y mercancías entre los distintos países.

Aunque la picadura de las chinches de cama causa una irritación menor y produce rasquiña, generalmente no causa graves problemas de salud. Las chinches de la cama portan enfermedad que no son transmisibles a los humanos. Mientras que algunas fuentes informativas proclaman que las chinches de la cama son culpables de la expansión de la lepra, fiebre Q, leishmaniosis cutánea y brucelosis, nada de esto está comprobado y carece de suficiente documentación. El riesgo más grande que las chinches de la cama presentan es su picadura irritante. La picadura de este insecto no llega a ser visible hasta un día o más después de que el insecto se haya alimentado.

¿Cómo detectarlas?

Detectarlas puede ser difícil porque ellas son nocturnas y de tamaño pequeño. Sin embargo, evidencias de infestación de chinches de la cama pueden ser encontradas en la ropa de cama y los colchones. La gente algunas veces oprime a las chinches de la cama mientras duerme, dando como resultado manchas de sangre sobre las sabanas.

Las chinches de la cama también dejan manchas de excrementos secos de color café oscuro o negro sobre las superficies infestadas. Adicionalmente, expiden un olor dulce pero fétido. Las chinches de la cama no tienen alas y sus cuerpos son aplanados, de color café-rojizo o café. Pueden ser encontrados en sabanas de la cama, muelles de los colchones, paredes, ropa y equipajes. Prefieren ubicaciones oscuras y grietas angostas donde puedan permanecer escondidos y protegidos. Los colchones y otros muebles pueden también convertirse en anfitriones de estos insectos parásitos. Las chinches de la cama son fácilmente transportadas a viviendas antes no infestadas. Algunos estudios documentan brotes de esta infestación asociados con el turismo.

Usamos TERMIGRAD, un cebo termiticida. ¿En que consiste?

Los cebos termiticidas son altamente efectivos en el control de las termitas. A diferencia del tratamiento químico tradicional de barrera química, requiere de un proceso y tiempo para que el principio activo sea distribuido por toda la colonia.

Durante este periodo es necesaria la vigilancia por parte del profesional para seguir el proceso y certificar sus resultados. Los resultados son excepcionales, el tratamiento proporciona una cobertura permanente y definitiva al lograr la eliminación total de las colonias de termitas en la zona del tratamiento.

El cebo que usamos es un sistema termiticida de acción lenta que logra el control de Ia colonia mediante Ia utilización de un cebo alimenticio impregnado con un ingrediente activo DIFLUBENZURÓN que, una vez ingerido por la termita, y aprovechando su propia biología, transfiere sus efectos nocivos a la colonia hasta lograr su total erradicación.

A diferencia de los tratamientos en base a químicos, por su efecto selectivo, no afecta al medio ambiente, y es inocuo en personas o animales. No produce olores ni alteración de las aguas subterráneas.

El proceso metodológico

El sistema basa sus resultados en el conocimiento del comportamiento de la termita, del medio donde actúa, del uso de un cebo de excelente palatabilidad y de un principio activo eficaz para el control de termitas. El sistema propone un proceso de actuación que establece 3 fases de actuación.

  1. El ESTUDIO, es fundamental para lograr el éxito. Es la fase ma’s importante del proceso, además de identificar los daños, analiza que’ factores son los que han propiciado el ataque de la termita. Una vez realizado el estudio estableceremos los pará- metros de actuación.
  2. INSTALACIÓN, puede realizarse en cualquier periodo del año, aunque para obtener resultados inmediatos es aconsejable que se realice durante laprimavera, periodo en el que la termita presenta una mayor actividad.
  3. El CONTROL, una vez establecido contacto con la colonia, se inicia la fase de CONTROL. Las estaciones y zonas críticas serán revisadas periódicamente hasta lograr la eliminación de la colonia.

Protocolo de actuación – Estación de Pared

  • Los Wall Box (estación de pared), deberán instalarse interceptando el paso de las termitas, adaptándose a cada situación sea en muros, paredes, viguería, marcos de puertas y ventanas u otros elementos de carpintería dañada.
  • El cebo deberá ocupar Ia totalidad del interior de la estación y se crearán las mejores condiciones para crear el microclima necesario para su colonización, con especial cuidado de mantener un nivel de humedad constante.
  • Perforar la bolsa con distintos punzamientos y practicar un pequeño corte en la lámina interior con el fin de facilitar el contacto directo del cebo con el cordón de actividad.
  • Humedecer los cebos con la ayuda de un vaporizador y agua destilada, para facilitar la conexión de la termita con el cebadero y garantizar el consumo en los mismos.
  • La sustitución y reposición de cebos debe realizarse con el mayor cuidado posible, facilitando la conexión del nuevo cebo repuesto y evitando cualquier perturbación que pueda alterar la conducta de las termitas.
  • Si el ataque no se visualiza, pero tenemos constancia de su actividad, es aconsejable realizar registros audífonos para identificar su localización.
  • En estos casos se podrá instalar las estaciones de pared mediante la utilización de mechas que faciliten la conexión con la termita.

Estación de Suelo

  • En primer lugar deberá realizarse un estudio donde además de identificar los daños del edificio afectado, se tendrá en cuenta las características ambientales y urbanísticas del entorno, los valores como la humedad y temperatura, así como la presencia de materiales de base celulósica, con el fin de establecer un criterio para la instalación de las estaciones y cebos.
  • Una vez realizado el plan de actuación se procederá a la instalación de las Estaciones. Se instalarán en el exterior del perímetro del edificio afectado, cubriendo de manera especial el área identificada, a una distancia no
    mayor de 5 m. entre ellas.
  • Las Estaciones deberán disponer de un tester de madera para posibilitar el monitoreo y facilitar el contacto con la termita.
  • Una vez establecido el contacto con la termita, se incorporará a la Estación el portacebos que se rellenará con el sustrato biocida. La Estación deberá estar en condiciones óptimas evitando humedades excesivas que pueden provocar la perdida de conexión. La humedad en el cebadero debe ser estable y regular.
  • La sustitución y reposición de cebos deben realizarse con el mayor cuidado posible, facilitando la conexión del cebo repuesto y evitando cualquier perturbación que pueda alterar la conducta de las termitas.
  • En espacios urbanos con suelo de hormigón se podrá sustituir la tapa plastificada por otra metálica con cierre de seguridad. Para facilitar su instalación hay que eliminar las pestañas exteriores.
  • Los cebaderos deberán ser revisados periódicamente, una vez al mes. Es importante mantener el control del cebadero para no perder el contacto con la termita. Una vez tengamos constancia de la eliminación de Ia colonia, se podrá utilizar los cebaderos como unidades de monitoreo, con el fin de controlar posibles reinfestaciones.